Masa para galletas decoradas con fondant

Hace unos días me encargaron unas galletas para regalar como detalle para una boda. La verdad es que hacerlas es muy entretenido, cuando se hornean la casa huele que alimenta, después hay que dejarlas enfriar y ya se pueden decorar o no.

Hay muchas maneras de decorarlas, se puede hacer con fondant como yo hice, con glaseado, papel de azúcar, obleas, chocolate…un sinfín de posibilidades para que cojáis la que más os guste.

Son unas galletas que para regalar con una bolsita de celofán y un lazo quedan súper bonitas.

Con la receta de esta masa, se trabaja genial, siguiendo un par de pasos salen unas galletas estupendas.

 

 

Masa para galletas

Tiempo de preparación: 5 mins
Tiempo de cocinado: 12 mins
Raciones: 15

Ingredientes

  • 250 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 175 g de azúcar glas
  • Un huevo normal y una yema a temperatura ambiente
  • 550 g de harina floja

Elaboración

  1. En el robot de cocina con el accesorio de palas planas batimos la mantequilla a velocidad lenta lo justo para suavizarla: no debe blanquear ni aumentar de volumen, no debemos introducir aire. Yo lo hice con la Thermomix con la mariposa y a velocidad 1.
  2. A velocidad mínima añadimos el azúcar cucharada a cucharada.
  3. Seguimos a velocidad mínima y vertemos el huevo ligeramente batido muy poco a poco, hasta que esté bien integrado. Si es necesario, paramos el robot para bajar lo que quede en las paredes
  4. Comenzamos a añadir la harina a cucharadas a velocidad 1 y batimos hasta que la masa esté ligada.
  5. Colocamos la masa sobre un papel de hornear, le damos una forma redonda y la cortamos en dos trozos iguales.
  6. Cogemos uno de los trozos y le damos forma rectangular con las manos sobre un papel de hornear
  7. Colocamos otro papel de hornear encima y con un rodillo estirar la masa con un grosor uniforme de unos 6 mm. Conviene utilizar un rodillo graduable.
  8. Hacemos lo mismo con el otro trozo. Los ponemos en una bandeja de hornear, uno encima de otro, con cuidado de que no se doblen y los dejamos enfriar en la nevera un mínimo de 3 horas. Si tenemos prisa, lo metemos en el congelador unos 15 minutos.
  9. Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo, y sin aire. Sacamos de la nevera o del congelador y cortamos las galletas con un cortapastas.
  10. Ponemos galletas de tamaño uniforme en la misma bandeja, ya que tardarán más o menos en hacerse en función de si son más o menos grandes. Podemos volver a estirar los recortes sobrantes las veces que haga falta, sin necesidad de volver a enfriar.
  11. Introducimos la bandeja durante unos 12 minutos (cuanto más grandes, más tiempo). Horneamos solo una bandeja por vez, situándola en la parte central del horno.
  12. Pasamos las galletas a una rejilla hasta que se enfríen.
  13. Conviene dejar enfriar las galletas dos horas mínimo antes de decorarlas, ya que al principio están algo quebradizas. Podemos añadirle esencias o pastas a la masa: yo suelo ponerle una cucharadita de pasta de vainilla.

Información adicional

Es fundamental que la mantequilla que usamos para esta receta de galletas decoradas sea de calidad: yo suelo utilizar la marca Milbona, de venta en Lidl. La harina debe ser floja, es decir, debe tener una fuerza de unos 9 g de proteína por cada 100 g de peso: yo utilizo la normal de la marca Gallo.

No hay respuestas para "Masa para galletas decoradas con fondant"

    Deja un comentario

    Tu dirección de mail no será publicada.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

    Aviso de cookies